Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Jesucristo’

Buscando en la internet similitudes entre el Señor Ganesha y el Señor Jesucristo me encontré con este descubrimiento fascinante, la verdad no me lo esperaba:

Original en http://www.sol.com.au/kor/11_02.htm

traducción propia, disculpen las faltas que puedan haber.

Secretos Espirituales en el Átomo de Carbono

La teoría atómica es una ciencia antigua. El registro más antiguo de ella puede encontrarse en los textos Védicos de la India, los cuales tienen muchos miles de años de antigüedad.

Las leyendas en los Vedas dicen que la Civilización Védica era muy avanzada. Los sabios que dirigieron su desarrollo, a través de sus poderes místicos y profunda meditación, descubrieron los antiguos símbolos de la espiritualidad: el omkara y la Swástika. Ellos también descubrieron muchos principios científicos que los aplicaron para desarrollar una tecnología muy avanzada. Le dieron al átomo el nombre de “Anu”.

A pesar de que los logros técnicos de esta antigua civilización han sido olvidados, los símbolos modelos de la espiritualidad han mantenido su posición en nuestra conciencia. Ahora, gracias a los avances en la teoría atómica moderna, los principios básicos de estos símbolos divinos pueden apreciarse.

Las teorías occidentales del atomo tomaron forma en los siglos 18 y 19. En el principio del siglo 19, John Dalton teorizó que el atomo era una particula indivisible de un elemento. Sin embargo, después de que el electrón fuera descubierto en 1897, y el protón muchos años más tarde, el modelo del atomo fue corregido. En el año 1909, Ernest Rutherford demostró que los átomos eran en su mayoría espacio vacío, corrigiendo el modelo del átomo a uno con el  núcleo con carga positiva muy compacto conteniendo los protones y neutrones y con electrones alrededor del núcleo; por el año 1913, el físico danés Neils Bohr ideó una configuración planetaria en el cual los electrones orbitaban al núcleo en diferentes niveles de energía.

El modelo actual para describir un electrón, es el modelo llamado modelo de nube cargada/modelo mecánico cuántico/modelo orbital. Este modelo es basado en la idea del principio de incertidumbre de Heisenberg, el cual declara que no sabemos con precisión el lugar o la velocidad de cualquier electrón fijado. El modelo usa superpuestas y borrosas “nubes de probabilidades” para aproximar la posición de un electrón.

Cuando la nube es densa, la probabilidad de encontrar un electrón en los alrededores es baja. En este modelo, cada nivel de energía del electrón es indicado por los números que asumen capas concéntricas como fue sugerido por el modelo de Bohr ya que hay superposiciones en el orden de los niveles de energía.

En el caso del átomo de carbono, los electrones ocupan cuatro nubes en forma de lágrima como un tetraedro. Estas nubes representan el área donde los electrones pasan la mayoría de su tiempo. Se mueven tan rápido en esta zona que forman una nube mas que una línea de vuelo específica.

Recientemente un numero de investigadores han sugerido que dentro de estas nubes existen zonas específicas que el electrón privilegia. Estas zonas forman un espiral alrededor de la superficie de cada nube con forma de gota de lágrima.

Este nueva tendencia llamó la atención de un gran santo y místico de la India. Sus discípulos fueron animados a desarrollar este principio con el átomo de carbono. En meditación profunda, uno de estos discípulos, que era químico, de forma espontánea realizó el verdadero significado de esta teoría:

La zona de alta  probabilidad del electrón formaba ondas estacionarias en forma espiralada alrededor del núcleo del átomo de carbono. Cuando esta configuración era vista desde ángulos específicos el físico se sorprendió al encontrar que los espirales formados eran símbolos reconocibles.

Desde el primer ángulo podía verse un omkara tridimensional. Desde un ángulo distinto el omkara se veía plano, como una swástica bidimensional. Concluyó que las Swástica era una representación bidimensional del tridimensional omkara.

Al rotar el modelo a otro angulo, este mostró que los símbolos anteriores cambiaron a los griegos Alfa y Omega. A nivel cósmico estos símbolos de la espiritualidad oriental (Omkara y la Swástica) son, literalmente, diferentes aspectos de la misma verdad espiritual que está también representado por los símbolos de la espiritualidad occidental (Alfa y Omega)

Todas las personas, objetos y energía misma son expresiones de la misma divinidad que tantas religiones, culturas y filosofías han tratado de proclamarlas exclusivamente como suya.

El átomo de carbono, al contener dentro estos símbolos universales, demuestra que la materia es una manifestación de la misma conciencia divina experimentada por los santos y sabios de toda la historia. La materia es de forma innata espiritual.

El Universo no existe separadamente de la Conciencia Universal; es una expansión directa de él.

La materia viviente, la cual es basada en el carbono, tiene un único rol en esta expresión. Un santo es aquél que vive en permanente experiencia de este penetrante propósito divino.

Toda la gente, objetos e incluso la energía es en si misma una expresión de la misma divinidad.

El Alfa y Omega en la tradición es atribuído a Cristo. En la India la Deidad llamada Ganesha preside sobre la Swástica y el Omkara.

Existen notables similitudes entre ambos:

Ambas deidades demuestran el valor de la inocencia de niño: Ganesha es un niño eterno famoso por su simple sabiduría; mientras Cristo, el Hijo de Dios, a menudo incitaba a sus discipulos a que fueran como “niños pequeños”. Ambos son niños divinos; ambos nacieron de manera inmaculada; ambos hijos de una bendita trinidad (Cristo es el hijo de Yahvéh y el Espíritu Santo/María y Ganesha es el hijo del Señor Shiva y la Madre Parvati).

¿Son Ganesha y Cristo la misma deidad?

Cada uno, con sus símbolos que existen como diferentes aspectos del átomo de carbono, representan diferentes aspectos del modelo de niño cósmico.

Así, la diferencia entre la espiritualidad occidental y oriental, como cualquier división basado en la raza, cultura o creencias, no es más que ignorancia de la verdadera naturaleza espiritual del universo y todo lo que existe dentro de él.

Read Full Post »

…pues he aquí que el Gran Misterio Divino, es revelado en infinita Luz Viviente; pues alegraos Cielos y montañas; alegraos flores del campo, y criaturas múltiples de la naturaleza; alegraos hombres y mujeres, jóvenes y niños; porque todos vosotros sabréis la Gloria Trascendental de Mi Amado Hijo Ganesha; porque en un principio de los hechos originales, os dije: He aquí que al final de los tiempos, Yo vuestro Dios Único, retiraré la bendita Máscara de Elefante que cubre el Rostro Radiante de Luz de Mi Amado Hijo Unigénito; y es así que ahora, os revelo en la más pura de la Verdad Única; que, bajo la apariencia forma de Elefante Divino, está  Mi Glorioso Unigénito Ekadanta, maravilloso Verbo de vuestro Dios; que en un principio, fue cubierto su Bendito Rostro Radiante, con una divina apariencia de Ganesha; y es así que ahora os digo, en Esencia, en Espíritu y Verbo, o Conciencia de Dios: entre Mi Amado Ganapatya y Jesucristo, no existe diferencia alguna; verdaderamente son Uno; el Uno Único Primogénito de vuestro Dios; pues realmente, es Mi Unigénito Amado; que en su Original Forma es Radiante, y con un divino Rostro Resplandeciente, lleno del Verbo de Dios; pues quién, Tú Mi Uno Unigénito Ekadanta; Tú te encarnaste y tomaste la forma de Ganapatya, aquí en estas benditas tierras Indianas del Oriente; así mismo Tú, Mi Amado Unigénito Ekaulama, te encarnaste en Occidente, como el glorioso Jesucristo; que en algunas oportunidades, revelaste tu Forma Original Radiante, cuando te transfiguraste en la vista de más de uno; así mismo dijiste: En aquel tiempo conocerán Mi Nombre Nuevo que nadie conoce; en aquel día sabrán que Yo estoy en Mi Padre y Él está en Mí; pues todo ha de cumplirse y saberse, porque vuestro Supremo Dios tarda, pero siempre llega en Presencia; así es divinos seres benditos; pues en Verdad os digo, que entre Mi Unigénito Ekadanta y Yo, vuestro Dios, no existe diferencia; porque es Mi Espíritu Supremo, y Conciencia Suprema encarnado; Yo mismo presente ante vosotros, en la Forma de Mi Unigénito Supremo; vuestro Maestro Viviente, y presente en todo momento de vuestras vidas Espirituales, de elevación hacia Mí; es así que, verdaderamente os digo: Meditar y Amar a Mi Supremo Unigénito Trascendental, es amarme a vuestro Dios; tanto que; amarme y Meditar en Mí, es amar a Mi divino Unigénito Radiante; a vuestro Maestro Supremo; pues verdaderamente es así; y es así como el Grandioso Ganapatya, ocupó los primeros lugares en toda Adoración y Reverencia; y en toda Meditación y Retiro; así mismo; el Grandioso Jesucristo, ocupó los primeros lugares en toda Adoración y Oración; porque siendo Mi divino Unigénito encarnado, es Primero delante de Mí; el único Maestro Trascendental Supremo; y es así que Mi Bendito Primogénito Ganapatya, en un principio, difundió la Reencarnación, nacer de nuevo; así también; Mi Glorioso Jesucristo, difundió la Resurrección; por último, fue enseñado que Ganapatya, es Principio del Camino que se levanta de la Tierra, hasta la gloriosa Mansión del Padre Altísimo; así es divinos seres benditos; porque de Verdad os digo que tan solamente existe, Uno Unigénito de Dios; tanto en Oriente como en Occidente; y en todos los mundos vivientes y habitados, también solamente existe un solo Uno Unigénito de vuestro Dios; y Yo mismo vuestro Absoluto Dios Infinito, Soy el mismo, tanto en Oriente como en Occidente; y en todas partes del Infinito Universo Viviente; y en todas Mis divinas Dimensiones Trascendentales, Reino de los Cielos Espirituales; porque no puede haber jamás dos Primogénitos, ni dos Dioses; y es así que, tan solamente existe un solo único Dios y no más; pues he aquí el Principio de la Unidad Unificada;… (Eka Tantra Rollo#2)

Isaías 62:2 Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará.

Apocalipsis 3:12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

Juan 14:20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.

Read Full Post »